FutbolPlus 4.0

Hemos vuelto... de momento con lo básico, en las próximas semanas muchas cosas cambiarán en el foro. Desde el aspecto visual hasta la filosofía del mismo. Entre todos intentaremos que esta página sea lo que quieran sus usuarios.

#8243176
Acabó la temporada y tenemos cambios significativos en la estructura deportiva. La principal la marcha de Alfaro, y la llegada de Borja, desconocido para el gran público pero con una gran proyección. A priori el único acierto en años. Para quien no le conozca dejo a continuación su manera de trabajar:

https://www.vigoe.es/cultura/espectacul ... -segunda-b
https://www.lavozdegalicia.es/noticia/v ... C10991.htm
https://www.lavozdegalicia.es/noticia/v ... 1C9991.htm


Hace un año, al llegar a su nuevo equipo, la voz de Galicia escribió esto:
El Rápido de Bouzas encomienda a Borja Jiménez el reto de la permanencia en Segunda B
El técnico abulense, que la pasada temporada dirigió al Izarra navarro, sustituirá a Patxi Salinas en el banquillo aurinegro.

Parecía quedarse algo huérfano tras la salida de Patxi Salinas, pero el Rápido de Bouzas apenas ha tardado unos días en encontrar sustituyo para el carismático entrenador vasco. El abulense Borja Jiménez dirigirá al conjunto aurinegro la próxima temporada, con el gran objetivo de conseguir la permanencia en el debut del club vigués en Segunda División B.

Jiménez procede del Izarra navarro, equipo que militó las últimas temporadas en el grupo I de la categoría de bronce, del que también formaron parte los clubes gallegos. Durante su estancia en Estella el pasado curso, el nuevo inquilino del banquillo boucense logró la salvación con dos jornadas de antelación.

El técnico castellano, de sólo 32 años, militó en la campaña 2015-16 en el Valladolid B, en la que fue su primera experiencia en Segunda B. Allí coincidió con el nuevo entrenador del filial del Celta, Rubén Albés, que le sustituyó en Pucela y que también estrena equipo esta temporada.

La directiva de Rápido ha valorado "muy positivamente" la proyección de Jiménez, así como su trayectoria desde que comenzó trabajando en el fútbol base en el Real Ávila, club al que hizo subcampeón de la liga regular en su grupo de la Tercera División en la campaña 2014-15.

Tras el buen comienzo, a mediados de noviembre hicieron este reportaje:
El destripador del banquillo: Los que han trabajado con él destacan su análisis exhaustivo del rival, su buen manejo del vestuario y su gran capacidad de trabajo:

Asumir el mando del Rápido de Bouzas, un equipo de barrio con el que nadie contaba en Segunda B era un riesgo y un reto, y Borja Jiménez (Ávila, 1985), lo cogió sin complejos. La teoría decía que el grupo lo iba a pasar realmente mal, pero la realidad ha seguido un camino opuesto. Tras catorce jornadas está a un solo punto de la zona de play-off, ha conseguido victorias de relumbrón y ha demostrado una capacidad de adaptación y de aprovechamiento de recursos sobresaliente. Y buena parte de ese éxito se sienta en el banquillo.

Borja es un entrenador moderno. Un destripador del fútbol propio y del ajeno que escribe un guion diferente para cada contienda. «Analiza mucho al rival, hace muchísimos vídeos sobre cada contrincante y te da todo tipo de detalles. Cuando empezó la temporada recuerdo que era algo que me gustaba sin más, pero no era consciente del valor añadido que tiene. Ahora pasan los partidos y percibes que todo ese análisis, tanto colectivo como individual, te facilita los partidos», desvela Cotilla, uno de los jugadores aurinegros.

El examen de Jiménez y su cuerpo técnico es exhaustivo en la medida de los posible. Estudian desde los minutos en los que los rivales tienden a marcar a la forma en la que cada jugador se mueve, si son zurdos, diestros o ambidiestros, el rendimiento en la estrategia o su forma de combinar. «Te repasa hasta a los futbolistas lesionados del rival, por si acaso salen unos minutos», añade el lateral del Rápido, que define como «brutal» el trabajo oscuro que hay tras cada contienda. Una forma de proceder habitual en grandes clubes con sistemas metodológicos implantados, pero que resulta innovador en equipos más humildes.

En el último partido, sin ir más lejos, el Rápido cambió el sistema y jugó con tres centrales y dos carrileros para parar los pies al potente Majadahonda. En otras ocasiones no cambia los esquemas o los puestos, sino los perfiles, buscando un delantero más estilista o más de trabajo, eligiendo un centrocampista más o menos ofensivo, etc...

Pero el control de Jiménez del mundo en el que se mueve no se queda solo en lo grupal. «Es un tío muy preparado, muchísimo, muchísimo. Da el 200 % en todos los sitios donde entra y si luego tiene suerte y le acompañan los resultados, pues mejor que mejor. Tiene un control del mercado de fichajes exhaustivo», subraya Alfonso Canela, el hombre que le fichó para el Izarra un año atrás.

El proyecto del Rápido no es el primero de Borja en Segunda B. El curso anterior había hecho un dingo trabajo con el equipo de Merkatondoa y antes había dejado una buena impresión en el Valladolid Promesas, dirigiendo al Ávila de Tercera e incluso como entrenador de cadetes de la academia del AC Milan allá por el 2010.

Jiménez ha ido dando pasos sólidos y formándose, al tiempo que se ganaba la etiqueta de tipo serio y formal. «Cuando le contraté lo hice porque tenía muy buenas referencias de él y porque quería hacer al equipo un poco más profesional», detalla el presidente del Izarra. Y eso fue lo que encontró en Borja, seriedad, profesionalidad y esfuerzo. La fórmula que ahora aplica en Bouzas.

Heredar el banquillo del Rápido tras el paso de veteranos exfutbolistas de nombre y garra como Otero y Patxi Salinas era otro examen más, pero Jiménez lo está superando con guante de seda y mano de hierro. «Es enrollado pero a la vez exigente, incluso ha conseguido que la gente que no participa habitualmente esté metida, y tener a 16 tíos enchufados día a día es muy difícil. A él le funciona la cercanía, el bromearte, pero a la vez te puede reñir en la jugada siguiente», cuenta Coti. La fórmula exacta que el joven entrenador ha importado a un Rápido en el que se está ganando un nombre. Hacia dónde le llevará el fútbol solo el tiempo lo dirá.


En febrero, con la buena marcha del equipo escribieron esto:

Manual de uso para el éxito. Borja Jiménez detalla cómo prepara, recurriendo a un profundo análisis, los partidos del Rápido: Un derroche analítico que no deja margen a la improvisación y la confianza sin fisuras en el discurso metodológico que Borja Jiménez promulga han convertido al Rápido de Bouzas en la sensación de Segunda División B. El técnico de Ávila llegó a Vigo para intentar salvar la categoría a un recién llegado y a base de un trabajo descarnadamente meticuloso ha conseguido llevarle al play-off. Más que secretos, tras el éxito se esconde un trabajo orfebre que el preparador desgrana para La Voz.

El primer paso: Confianza en lo que hace. Borja Jiménez consume horas y horas analizando y preparando los partidos de su equipo. Pero merece la pena. Los resultados acompañan a un Rápido en el que ha encontrado el respaldo de la plantilla. «Los jugadores fueron muy receptivos con la metodología y cuando los resultados te avalan, pues el jugador está contento», apunta el técnico. «Yo soy muy pasional, soy un loco del fútbol» que está llevando a su equipo a territorio ganador.

El enfoque: Metodología y esfuerzo. Sobre el papel, Borja Jiménez dedica al Rápido seis días a la semana. En la práctica, también el séptimo. No lo puede evitar. «No me sale desconectar, necesito el fútbol, no cambiaría mi trabajo por nada del mundo», dice. Es un entrenador de los que podrían denominarse modernos. Apuesta por desmenuzar al rival hasta el límite, exponérselo a sus futbolistas triturado y diseñar el partido pensando en su equipo, pero también en el contrario. Para ello, los sábados inicia junto a su cuerpo técnico -Pablo García, como segundo, Rubén Betanzos en la preparación física, Antonio Martínez como entrenador de porteros y Breogán Rey como ayudante- la preparación del partido de la semana siguiente.

Reparto de tareas: Nueve días de trabajo. Borja y su segundo entrenador se reúnen todos los sábados para empezar a preparar la jornada de la semana siguiente. Se reparten siete u ocho partidos del rival para verlos -la mayoría el técnico- y comenzar el trabajo. Diseccionan cada encuentro, lo editan en vídeo y lo dividen por partes: ataque, defensa, transiciones, balón parado... «Hacer cada partido puede llevarnos unas cuatro horas. Luego lo subimos a un archivo común en el que tenemos todos los encuentros ya editados», describe Jiménez. Este trabajo quirúrgico se asigna el sábado, pero lo realizan entre el lunes y el martes.

El domingo: Hora del postpartido. Los domingos son generalmente día de partido para los aurinegros. El cuerpo técnico hace su propia grabación del encuentro y por la noche ya lo repasan. El lunes repiten el pase con los jugadores. «Volvemos a ver nuestro partido ya diseccionado. Analizamos lo que hemos hecho bien, mal, cómo hemos respondido, y lo charlamos».

El método: Análisis y más análisis. Para cuando llega el martes por la noche o el miércoles por la mañana el duelo anterior ya es historia y Borja Jiménez y sus ayudantes ya tienen desmenuzado en vídeo a su siguiente contrario. «Ya están listos los cortes y lo analizo. Se trata de ver sus fases de juego, entender el porqué y preparar lo que nuestro equipo debe realizar durante la semana. Junto a Pablo y nuestro preparador físico, Rubén, hacemos una puesta en común para preparar los entrenos y crear las tareas en función del rival». Aunque para entonces Borja ya tiene a su disposición el análisis videográfico del contrario, sigue viendo partidos, insistiendo para que nada se escape.

Los viernes Cortita y al pie. Vídeos de diez minutos con la información precisa y detallada del rival. Eso es lo que la plantilla del Rápido ve los viernes. «Incluyen información estadística, así como su propuesta ofensiva y defensiva, o el arbitraje. «A partir de ello les expongo cómo nos pueden hacer daño, cómo vamos a defendernos y cómo hacerles daño a ellos. A mayores, el entrenador de porteros y Pablo preparan vídeos sobre el balón parado».

Día de partido Las individualidades. A golpe de domingo, la plantilla del Rápido tiene en sus manos una información precisa y muy digerida de lo que se pueden esperar esa tarde. Pero para completarla, esa misma mañana Borja les muestra la última pincelada. «Les damos información individualizada de los jugadores importantes con vídeo». Se la muestran a portero y a los defensas para evitar sorpresas.

Viendo su edad, su manera de trabajar y sobre todo su versatilidad y mente abierta respecto a los cambios acorde a las necesidades de los encuentros, me parece un entrenador con grandes aspiraciones. Ahora toca acertar con los fichajes, y sobre todo que se compenetren. Además de esa pizca de suerte, siempre tan necesaria si se quiere ascender en una categoría tan complicada, que no importa quedar primero en liga, importa hacerlo y luego rematar en el play off, donde solo 16 elegidos llegan, pero solo 4 ascienden.

Ya aprovecho para decir que los mensajes publicados en este medio sobre la gestión del Club Deportivo Mirandés llevada a cabo por el presidente, quiero hacer constar que todos ellos se enmarcan dentro de la natural crítica deportiva, sin que en ningún caso con los mismos pretenda menoscabar el prestigio personal o profesional del mismo. Las referencias a todos los mensajes a cuestiones económicas aluden a la acumulación de superavit por parte del club en lugar de invertir en el área deportiva, sin que en ningún caso se pretenda imputar conductas ilícitas ni a Alfredo de Miguel ni a ningún otro directivo del club.

Esperemos que este año la inversión se ajuste a las necesidades y se acabe consiguiendo el objetivo del ascenso. Para ello será importante ver en qué grupo estemos, porque este año el ahorro en viajes y hoteles fue importante. De modificar los grupos, como así seguramente pase, podremos tener viajes importantes, restando potencial económico para conformar la plantilla. En el correo ya han publicado algo al respecto:

La Federación quiere el «máximo consenso» antes de ratificar los grupos el día 23 de julio. Los órganos territoriales y los clubes de Segunda B deberán aunar antes sus propuestas para configurar la competición de la categoría de bronce.

Una vez certificados este último fin de semana los ascensos a las categorías tanto de plata como de bronce, llega el turno, como cada verano, de establecer la configuración de los 80 equipos, ente ellos el Mirandés, que competirán en Segunda División B a partir del próximo mes de agosto. El calendario y las reuniones previas desembocarán en el día 23 de julio, que es cuando la Federación Española (RFEF) tiene programada la celebración de la asamblea anual en Las Rozas, donde se ratificará, de forma definitiva, la composición de los grupos ante la campaña 2018/19.

Suele ser el trámite definitivo porque con anterioridad la comisión de clubes, tras las reuniones entre los propios implicados de cada Comunidad Autónoma, eleva una propuesta a ser posible unitaria, aunque los intereses de cada entidad hacen que no siempre haya unanimidad.

Así que a partir de ahora, serán en primer lugar y en lo que concierne al Mirandés, los clubes de Castilla y León los que deberán consensuar un plan. Bajo la tutela de Marcelino Maté, presidente del órgano castellano y leonés (Ángel Fernández de Aránguiz es vocal, en representación del Mirandés) llevarán a cabo un encuentro en próximas fechas con el propósito de intentar presentar una propuesta conjunta.

Son ocho los clubes de la región que militarán el próximo ejercicio en la división de bronce; además del rojillo, este fin de semana lograron el ascenso dos de Salamanca (Unionistas y Salmantino). Una capital que hace tiempo que no vive fútbol profesional y que tiene, sin embargo, dos equipos en Segunda B; el Guijuelo, también de la provincia salmantina, el Burgos, la Ponferradina, la Cultural Leonesa, tras descender de la LFP, y el Valladolid B son los representantes que tendrá una Comunidad en la que se reflejará, una vez más, el debate de siempre: su disgregación.

Cabe recordar que esta campaña tanto Mirandés como Burgos pertenecieron al Grupo II y el resto, al I. Hubo separación. ¿Se ratificará de cara al curso 2018/19? De entrada, actualmente, el Grupo II del anterior curso tendría 21 participantes después de que el asturiano Langreo y el vizcaíno Durango confirmaran este domingo su ascenso. Sobra uno.

Diez del País Vasco –filiales de Athletic, Real y Eibar (Vitoria), Amorebieta, Leioa, Barakaldo, Real Unión, Gernika, Durango y Arenas–, los dos de Castilla y León, dos de Cantabria (Racing y Gimnástica de Torrelavega), dos de Navarra (Tudelano e Izarra), otros tantos de La Rioja (UDLogroñés y Calahorra) y los tres asturianos (Langreo, Oviedo B y Sporting B) son los 21.

Empiezan las cábalas para proceder a la definitiva configuración. Tal es así que el Grupo III (de donde han subido a Segunda los 'grandes' Mallorca y Elche) tiene solo 19. Lo que es evidente es que en un mismo lote, con independencia de la distribución que se acometa en próximos días, la mitad exactamente de los equipos integrantes pertenecen a Euskadi.

A continuación, una vez que los clubes han puesto sobre la mesa sus planteamientos, será el turno de la Comisión de clubes de Segunda B. Hasta hace varias semanas, el burgalés Marcelino Maté era su presidente, pero con la incorporación de Rubiales a la presidencia de la RFEF, se modificó la cabeza visible y ahora es José Ángel Peláez, el presidente de la Federación cántabra, el máximo responsable del órgano federativo estatal que aglutina a los participantes en la tercera categoría del fútbol español.

A debate todas las opciones

Peláez hizo ayer una declaración de intenciones en su recién estrenado cargo. «A partir de hoy, estoy ya trabajando para que la composición de los grupos de Segunda B sea lo más acertada y consensuada posible». Este dirigente afirmó que «prometo estudiar y poner a debate todas las opciones posibles para beneficiar a la competición que tanto nos emociona».

Mientras tanto, el Mirandés deberá presentar una propuesta para su segunda campaña consecutiva en la división. Ya la temporada pasada hubo disparidad de criterios porque mientras a nivel institucional y social se apostaba por la configuración que finalmente hubo, como consecuencia de la cercanía existente con otros rivales ubicados en localidades de comunidades autónomas vecinas, en el organigrama técnico se optaba, en cambio, por encuadrarse en el Grupo I (también lo conocían mejor al haber entrenado allí tanto Pablo Alfaro como Miguel Alonso) por razones de índole futbolístico.
#8243437
Pues almenos nos ha tocado el grupo que queríamos. Nos separan del resto de castellanos, un acierto si nos atenemos a los criterios de proximidad y no politicos.

Los rivales para pelear la liga serán el Racing y la UDL, que está fichando muy bien de la mano de Carlos LasHeras. Luego están los puñeteros filiales, pero que si hacemos buen equipo no deberían darnos tanta guerra como el pasado año.

Aquí falta gente de llegar, mucha, pero de momento me genera dudas la confección de la plantilla.
  • 1
  • 1956
  • 1957
  • 1958
  • 1959
  • 1960
EL "MANOLETE" DE VALLECAS

martes biblioteca Vallecas internet

CF SALMANTINO

En ello se está, no te preocupes.

El Racing de Santander, aprovechando que el Rayo C[…]

.:: TUTTO IL CALCIO ::.

Es una petición que no ha sido vista con ma[…]